976 246 953 · 629 409 799 Cita previa
info@espacionutriendo.com

¿Qué comer si eres diabético?

¿Qué comer si eres diabético?

Con motivo del día mundial de la diabetes hablamos sobre el azúcar oculto de los alimentos y los productos “para diabéticos”.

Pero antes, ¿qué es la diabetes?

Las personas que padecen diabetes tienen problemas para regular sus niveles de azúcar (glucosa) en sangre.

Este desequilibrio, si no se controla adecuadamente, puede tener graves consecuencias sobre la salud.

Datos sobre la diabetes:

  1. Es una de las principales causas de enfermedad cardíaca, accidente cerebro-vascular, ceguera, insuficiencia renal o amputación de extremidades inferiores.
  2. El 80% de la diabetes tipo 2 es prevenible a través de la adopción de hábitos de vida saludables.
La diabetes concierne a la familia

Es el tema elegido para este día y es que cuando en una familia hay un miembro diabético, la alimentación de toda la familia cobra un significado especial.

Empezamos a leer etiquetas y a calcular las cantidades de azúcar que hay en cada producto que entra en casa.

En numerosas ocasiones esta información está equivocada y consumimos alimentos pensando que son seguros sin ser del todo conscientes del azúcar oculto que contiene. 

Por ejemplo, una lata de tónica contiene 4 sobres y medio de azúcar.

Podemos pensar entonces que lo seguro es consumir productos “para diabéticos”.

Este sello no garantiza nada, ya que en la mayoría de casos no están exentos de azúcar, sino que contienen una cantidad menor que el producto “normal”.

Esto sumado a la falsa sensación de seguridad que la etiqueta proporciona hace que a veces la cantidad de azúcar ingerida sea mayor incluso que tomando una porción pequeña del producto “no apto”.

¿Las personas diabéticas pueden comer hidratos de carbono?

La realidad de la alimentación de las personas con diabetes no difiere mucho de la alimentación saludable que se recomienda para cualquier otra persona. 

Atrás quedaron las prohibiciones de comer patata, arroz, pasta o pan. 

A día de hoy sabemos que una persona que necesite insulina o tome fármacos orales para controlar su glucemia, necesita tomar hidratos de carbono.

Lo que no necesita, y por tanto debe evitar, son los azúcares libres (azúcar añadido), pero esta recomendación es extensible a la población general. Cuanto menos, mejor.

La Organización Mundial de la Salud recomienda no consumir más del 10% de las calorías totales de la dieta en forma de azúcar libre (esto son 25 gramos de azúcar si la dieta es de 2000 calorías).

Sin embargo, advierte que reducir esta ingesta por debajo del 5% produciría beneficios adicionales para la salud.

¿Qué es el azúcar libre?

En primer lugar, todo el azúcar que la industria, cocinero o consumidor le añade a un alimento, sea cual sea su naturaleza.

Pero además hay alimentos como la miel, los jarabes/siropes, y los zumos de fruta (si, también los naturales) que entran dentro de esta categoría. 

Y alguien pensará, vaya vida más triste si no puedo  darle una “alegría” al paladar nunca.

El objetivo es que no necesitemos añadidos artificiales, ni azúcar extra para disfrutar de los sabores.

Cuanto más bajo tengamos el umbral de dulzor, mejor.  «El dulce, llama al dulce».

Los edulcorantes artificiales

Si hablamos de los polialcoholes (sorbitol, xilitol, maltitol…) u otros como sacarina, aspartamo o ciclamato, a nivel de glucosa en sangre, puede que sean un recurso para ocasiones especiales.

Pero recuerda que hemos dicho que lo ideal es no necesitar añadidos para disfrutar.

Además, los edulcorantes artificiales desequilibran nuestra flora intestinal, lo cual tiene efectos nocivos para nuestra salud.

Al margen de la diabetes, se ha relacionado con disfunciones intestinales crónicas, obesidad, síndrome metabólico o inflamación crónica.

¿Cuál es la solución entonces?

La solución más eficaz pasa por acostumbrar a nuestro paladar al dulzor natural de los alimentos, sin necesidad de artificios.

Cuando tomemos un pastel, bizcocho casero, chocolate, helado o turrón (que pronto estará en todas las mesas), seamos conscientes de que es un “extra” y lo disfrutemos como tal, pero con moderación.

Si quieres saber más acerca de cómo tiene que alimentarse una persona diabética o cómo prevenirla, en Nutriendo estaremos encantados de resolver tus dudas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Debe dar su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies