976 246 953 · 629 409 799 Cita previa
info@espacionutriendo.com

¿Cómo retomar hábitos de vida saludables?

¿Cómo retomar hábitos de vida saludables?

¡Es hora de retomar nuestros hábitos de vida saludables!

Ya han pasado las vacaciones, las reuniones con amigos y familia, los vermuts, las cenas de empresa, el ocio y las fiestas y viene el temido reencuentro con la báscula.

Un momento difícil de enfrentar para algunas personas y que puede afectar a nuestra autoestima y la confianza en uno mismo. 

En muchas ocasiones llevamos meses trabajando para mejorar nuestros hábitos de vida saludables, reducir el consumo de alimentos procesados, evitar los alimentos dulces, sustituir las bebidas alcohólicas y refrescos por opciones más saludables.

Pero claro, si algo tiene la Navidad, es que la comida y bebida tiene un componente más social que nutritivo. Por tanto, no es inusual, que “por un día” antepongamos el corazón a la razón y nos dejemos llevar.

Y esto no sería ningún problema si realmente fuese “por un día”, lo malo es que se van juntando “días” y acabamos dándonos cuenta de que hace más de un mes que hemos dejado de lado aquello de los “hábitos saludables”.

Llega enero, el momento de volver a la realidad. La revisión con mi dietista-nutricionista, y la báscula. Ese artefacto endemoniado que se va a encargar de recordarme que el turrón, los polvorones, el vino, el cava y el cochinillo de los últimos días han venido para quedarse más de lo que me gustaría. 

Vale que quizá podías haber dicho que no al quinto mazapán o a la ronda de chupitos, y que aprovechando que estabas de vacaciones podrías incluso hacer horas “extra” en el gimnasio para compensar, pero la realidad es que no ha sido así y ni la vergüenza, ni la culpa te van a solucionar este hecho.

Así que solo queda una opción, reconocer los fallos, asumirlos y retomar los hábitos de vida saludable emprendidos meses atrás. 

La realidad es que, salvo excepciones, no es tan desastre como os parece.

Un kilo o dos que hayamos podido coger durante las Navidades, trabajando bien se vuelven a perder sin problemas.

Lo mejor que podemos hacer es:

  1. Volver a retomar lo antes posible una alimentación y hábitos de vida saludables. Ten en cuenta que ya de por si las fiestas dejan un bajón anímico, como para además castigarse.
  2. Ponte en contacto con tu dietista-nutricionista para valorar cómo han ido los excesos. Juntos diseñareis la mejor estrategia para recobrar la normalidad. No quieras hacer el trabajo tu solo, estamos aquí para ayudarte. 
  3. Reencuéntrate con los alimentos de temporada. Llena tu nevera de vegetales y de fruta fresca. La mejor forma de comer fruta y verdura, es tenerla siempre a mano. Y de paso te invitamos a que leas nuestro post sobre beneficios de comer fruta.
  4. Saca de casa aquello que no sea de consumo habitual. Ya han acabado las excusas. Regala los dulces que te quedan, tira “los restos”, olvídate de las cervezas, vinos y licores y sustitúyelos por agua. Haz de tu despensa y de tu casa una “burbuja saludable”. La mejor forma de no pecar es evitando la tentación
  5. Olvida los planes “detox” o dietas milagrosas. Cambiar de hábitos es una carrera de fondo. Si trabajas bien, las próximas navidades no te costará tanto esfuerzo renunciar a los excesos.

Y, sobre todo, no te castigues. Olvida la culpa y sigue trabajando por mejorar tu salud y la de los tuyos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Debe dar su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies